Quién es Marcela Aranda: 6 episodios que revelan de dónde salió la vocera del “Bus de la Libertad”

Marcela Aranda Arellano es la vocera del polémico “Bus de la Libertad” que ha recorrido las calles de la Región Metropolitana este lunes y martes, con mensajes contrarios a la identidad de género y a la diversidad sexual, y a quien, poco a poco, se ha ido conociendo por su participación en distintos medios de comunicación donde intenta promover su mensaje.

Aranda se convirtió en la vocera de una iniciativa que ya pasó por algunos países, aunque no es casualidad que sea ella la cara visible de esta iniciativa. Ella y su esposo, Christian Yunge, han encabezan una organización religiosa y otra que busca asesorar a ciertos parlamentarios en el diseño de proyectos de ley, sobre todo en aquellos que “atentan contra la voluntad de Dios”, como ha dicho.

La dirigenta es oriunda de Viña del Mar y afirma -en su perfil de Facebook- haber estudiado en la Universidad Católica, aunque cuando trabajó en el Gobierno la calificación profesional fue de “enseñanza media”. Además, tiene tres hijos.

Estos son algunos de los episodios en su historial, que permiten saber quién es la polémica vocera del “Bus de la Libertad”.

1. “No es una batalla fácil”

Aranda y Yunge encabezan el llamado Ministerio de Gobierno y Fe, grupo de acción evangélica que busca guiar a su comunidad en temáticas actuales que puedan interferir con sus creencias. De ese organismo se desprende el Observatorio Legislativa Cristiano, el que se define como un “espacio de difusión sobre lo que sucede en el Congreso y su relación con el mover de gobierno en nuestra nación y el mundo. Apercibir al pueblo de Dios”.

“Trabajamos con pastores que Dios ha puesto para interceder, no es una batalla fácil. Nosotros pertenecemos a una nación, a un reino que es santo donde la escritura es nuestra única fuente de revelación”, ha dicho en entrevistas.

Bajo el alero de ambas organizaciones, el matrimonio ha asesorado a parlamentarios, busca interceder en el debate en el Congreso, participa en discusiones sobre temáticas de orden valórico y coordina a sus adherentes para rechazar públicamente propuestas que van en contra de su fe.

En una entrevista que dio a Espiritual Televisión en enero, Aranda explicó: “Vamos al Congreso, trabajamos con diputados y senadores y trabajamos en leyes que tiene algún carácter relevante para dios, partimos con cinco proyectos en el 2014 y hoy estamos siguiendo a 61”. “La Palabra dice que Dios vino a sacar a la luz las obras del diablo. Eso es lo que hacemos, ir y deconstruir esta ideología e influimos en las leyes, artículo por artículo, inciso por inciso”, afirmó.

2. Los asesores

“No tenemos sueldo, somos independientes”, explicó en una entrevista en Radio Agricultura a fines del año pasado. Bajo esa línea ha asesorado a al menos cuatro parlamentarios. Uno de ellos es el senador RN Francisco Chahuán, a nombre de quien registra visitas en enero de este año, en septiembre del año pasado y otras tantas en 2014.

Su objetivo ha sido asesorar en materia de identidad de género, aborto y acuerdos de unión civil. En el primer caso, la vocera del bus asistió en abril y mayo de este año a la comisión de Derechos Humanos como asesora del senador Manuel José Ossandón. Su esposo ha hecho lo mismo en otros momentos.

El mes pasado estuvo en la comisión especial que discutió el sistema de garantías de los derechos de la niñez, como asesora de la senadora UDI Ena Von Baer. Lo mismo hizo en el proyecto de filiación de hijos de parejas del mismo sexo, en mayo de 2017.

También estuvo presente en la comisión de Salud respecto del proyecto de despenalización del aborto. En ella aparecía como asesora del diputado Jorge Sabag (PPD). Lo mismo hizo en la comisión de Educación, donde se discutía el proyecto de Nueva Educación Pública. Sabag desmintió cualquier vínculo, pero figura en los registros como asesora del parlamentario.

3. Con Allamand

En noviembre de de 2012, Marcela Aranda se reunió con el hoy senador Andrés Allamand cuando este era ministro de Defensa y justo en momentos en que renunciaba al cargo para dedicarse a la vida partidista.

En marzo del año siguiente, Aranda fue parte de una campaña de recolección de firmas vía internet, cuando faltaban pocas semanas para que el senador se enfrentara a Pablo Longueira en las elecciones primarias de la Alianza por Chile en junio de ese año.

4. Su paso por el gobierno

Según los documentos oficiales, Aranda trabajó durante el gobierno de Sebastián Piñera en la “Unidad de Gestión y Proyectos”, donde las personas tienen la posibilidad de recibir asesoría para postular a proyectos del Fondo Social Presidente de la República y otros dineros concursables del Estado.

Luego, a comienzos de 2014, en las postrimerías de la administración Piñera, Aranda fue asesora en el área de la salud como contraparte técnica de los proyectos del Ministerio de Salud con el Congreso. Allí recibió un sueldo de $1,3 millón.

5. La polémica con Iguales

La Fundación Iguales lo advirtió. En noviembre de 2016, se desarrolló en Talca el seminario “¿De qué género me hablas? Ideología de género, la nueva teoría progre, implicancias en el ser humano, la familia y la sociedad” a cargo de la propia Aranda y de Andrea Balbontín, del Movimiento Social Cristiano por Chile.

Allí ambas expositoras hicieron duros comentarios respecto de la identidad de género y de cómo -a su juicio- el Estado buscaba un “adoctrinamiento de múltiples orientaciones sexuales” para “destruir el sexo biológico”. Iguales debió salir a desmentir esas afirmaciones y explicar que no estaban tampoco contenidas en el proyecto de ley.

“No sé qué proyecto de ley habrán leído las expositoras. Es abrumadora la falta de rigor. En el texto se establece que todas las personas trans de menos de 18 años que quieran adecuar sus documentos de identidad deben hacerlo en conjunto con sus padres y el juez de familia decide si se les otorga el cambio. Solo cuando tienen más de 14 y ambos progenitores están de acuerdo pueden hacerlo en el Registro Civil”, señaló Luis Larraín, entonces presidente de la fundación.

6. “Ni izquierda ni derecha”

En distintas entrevistas, Aranda ha dicho que sus posturas no tienen que ver con una visión política, sino que trata de defender algo que ve como una “amenaza para la familia y nuestros niños”. En su activismo digital, la vocera del “Bus de la libertad” publica contenidos de El Demócrata, Chile Corrupción y otros sitios que contienen información falsa.

En esa línea, ha hecho llamados a no votar por quienes defienden el aborto terapéutico o el de identidad de género, y que movimientos como No+AFP están involucrados en lo que llama constantemente “ideología de género” por el tipo de líderes que tiene.

A su juicio, según ha dicho, son causas ligadas al “neomarxismo”. También en su Twitter cuestiona al Gobierno, a la Nueva Mayoría y al Frente Amplio.

Indicadores Economicos

Domingo 20 de Agosto de 2017
  • UF: $26.585,24
  • Dólar: $645,29
  • Euro: $758,18
  • IPC: 0,20%
  • UTM: $46.600,00
  • Imacec: 1,40%