CHV decide terminar con el exitoso espacio Alerta Máxima

La decisión, que también corre para Espías del amor, se tomó tras el cambio editorial y el caso del falso operativo policial.

La noche del último miércoles 6, Chilevisión debía emitir el último episodio de la temporada 2018 de Alerta máxima. Pero eso no ocurrió. En cambio, la señal del Grupo Turner emitió en su horario prime una repetición de Espías del amor.

Con esa determinación, CHV sacó de forma definitiva el programa que desde 2014 cumplió cinco temporadas al aire y con gran éxito, transformándose en un principio en uno de los productos de mayor sintonía de la señal. De hecho, el espacio, en su última emisión, el 30 de mayo, obtuvo 12 puntos de rating, y una semana antes se quedó con 11,9 tantos.

Esto pasa a dos semanas de que Alerta máxima fuera cuestionado por un falso operativo antinarcóticos en el paso fronterizo Samoré, Puyehue, y que fue transmitido el 16 de mayo. La justicia determinó que el caso exhibido había sido una recreación de un proceso sucedido en 2000, por lo que la señal despidió a los dos profesionales, un periodista y un camarógrafo, que participaron en la grabación.

Y, finalmente, esta semana, Andrea Vargas, productora ejecutiva, y el director Diego López, los cerebros de Alerta máxima, también fueron desvinculados de CHV. Ambos, además, son los realizadores de otros exitosos programas del canal, como Manos al fuego y Espías del amor.

Sin embargo, las desavenencias entre el equipo de Vargas y los ejecutivo de la señal comenzaron en febrero, cuando éstos últimos le informaron a la productora que la temporada 2018 de Alerta máxima no tendría 22 capítulos, sino 15.

Además, ese mismo mes, los profesionales que hacían Espías… fueron despedidos.

Desde el canal, aseguran que estas determinaciones tienen que ver con la línea editorial que vienen implementando a partir del verano, la que incluyó cambio de logo y una apuesta por una oferta más familiar y transversal. Pasapalabra y La divina comida son un buen ejemplo de la nueva propuesta de Chilevisión, a los que pronto se sumarán espacios similares, como The wall y Bake off.

“El programa, al igual que otros, terminó su ciclo. Ahora nos encontramos trabajando para ofrecer una alternativa programática focalizada en un prime de entretención y concursos. Estudiamos que el prime está fuertemente relacionado con la reunión de la familia”, asegura Javier Goldschmied, director de programación de CHV.